NetJoven en

actualidad

Día Internacional de la Mujer: Poemas para dedicar

Miercoles, 6 de Marzo de 2013 a las 5 horas 24 minutos

dia de la mujer poemas
Día de la Mujer / Foto: Referencial

El 'Día de la Mujer' se recuerda el próximo 8 de marzo y seguro muchos hombres están preparándose para agasajar a sus seres más queridas.

Los poemas dedicados a la mujer son una buena forma de recordar lo importante y hermosa que es la raza femenina. Y tú, ¿ya sabes cuál dedicar?

En las siguientes líneas podrás aprender los mejores poemas para decicar este 8 de marzo, 'Día Internacional de la Mujer'.

Marielena Rondinel
¡Mujer!... Redoblas la luz de la mañana
cuando tus ojos se posan por la ventana,
un camino de jazmines te dan la bienvenida
más tu voz sublime es la que perfuma el día.

De Dios eres la creación más espléndida,
naturaleza maternal, intuitiva y delicada
¡Mujer! Que emanas amor en cada mirada,
das pasos firmes con la fuerza de tu alma.

Recreas el paraíso en la totalidad del ser,
la sensibilidad la tienes a flor de piel,
abrazas tierno al universo en el corazón
¡Mujer! Estás hecha de esperanza y fe.

En esta hora mi canto lleva tanta alegría
¡Mujer! Continúa siendo ejemplo de vida,
construye tus anhelos, teje hilos de plata,
el destino será aquello que besas con calma.

Ah vastedad de pinos, rumor de olas quebrándose,
lento juego de luces, campana solitaria,
crepúsculo cayendo en tus ojos, muñeca,
caracola terrestre, en ti la tierra canta!

Pablo Neruda
En ti los ríos cantan y mi alma en ellos huye
como tú lo desees y hacia donde tú quieras.
Márcame mi camino en tu arco de esperanza
y soltaré en delirio mi bandada de flechas.

En torno a mí estoy viendo tu cintura de niebla
y tu silencio acosa mis horas perseguidas,
y eres tú con tus brazos de piedra transparente
donde mis besos anclan y mi húmeda ansia anida.

Ah tu voz misteriosa que el amor tiñe y dobla
en el atardecer resonante y muriendo!
Así en horas profundas sobre los campos he visto
doblarse las espigas en la boca del viento.

Conrad Aiken
Esta es la forma de una hoja, y esta la de una flor,
y éste es el pálido tronco de un árbol
que contempla sus ramas en un charco de agua estancada
en una tierra que nunca veremos.

El tonto en la rama, silencioso, suave cae el rocío,
en el atardecer casi no hay sonidos...
Y las tres hermosas peregrinas que llegan juntas
tocan ligeramente el polvo del suelo.

Lo tocan con pies que apenas turban el polvo, como alas,
tímidas, aparecen juntas, silenciosas,
como bailarinas aguardando en una pausa de la música, la música
que llene el exquisito silencio...

Este es el pensamiento de la primera, y éste el de la segunda,
y éste el grave pensamiento de la tercera:
Nos demoraremos así por un instante, pálidamente expectante,
y el silencio terminará, y el pájaro

cantará la pura, dulce, clara frase del crepúsculo
hasta llenar la campana azul del mundo;

y nosotras, a quienes la música reunió como a hojas,
como hojas seremos arrastradas.

¿Hacia qué sino la belleza del silencio, perpetuo silencio?
esta es la forma del árbol,
y la flor y la hoja, y las tres hermosas peregrinas pálidas:
eso eres para mí.

Por: SC / NetJoven

¿Quieres escuchar buena música online? Ingresa a Netjoven Radio En Vivo AQUÍ!
Samantha Cervantes / NetJoven
Entérate GRATIS de las últimas noticias y más
Solo escribe tu nombre y email para recibir el boletín
Noticias Relacionadas

TAGS :

COMENTARIOS

Para dejar tu comentario Iniciar Sesión o Regístrate Login Facebook