Los 6 lugares más insólitos en los que la gente guardó dinero

La mayoría de la gente prefiere guardar su dinero en los bancos; otros optan por los escondites más impensables.

Categoría: Azopotamad - Publicado: 22-11-2017

1. Baño

Un constructor de Cleveland encontró 182 mil dólares ocultos en la pared de un baño que remodelaba. El honesto albañil no dudó en comunicar el hallazgo al dueño de la propiedad. El dinero resultó pertenecer a Patrick Dunne, un hombre de negocios y antiguo propietario del inmueble, que lo escondió durante la época de la Gran Depresión. La pequeña fortuna se repartió entre sus descendientes.

2. Tacones

En un aeropuerto colombiano inspeccionaron el bolso de una dama y encontraron 5900 euros en efectivo, una suma legal, pero que no dejaba de ser sospechosa. Revisando más a fondo, los aduaneros hallaron 150 mil euros en billetes de 500 en los gruesos tacones del calzado de la mujer.

3. Dinero «sucio»

En 2017, un sujeto de nombre Pattreon Stokes fue detenido en Florida por exceso de velocidad y, al revisar su vehículo, los agentes encontraron drogas y dinero en efectivo. Ya en la comisaria, los policías se percataron de que Stokes, visiblemente nervioso, estaba botando billetes de 20 dólares por el trasero. La «diarrea» fue de mil dólares, incluyendo los que le sacaron del recto.

4. Estómago

Una mujer colombiana llamada Milena Almeida se tragó los ahorros familiares como represalia por las infidelidades de su marido. Al día siguiente la llevaron a una emergencia hospitalaria y los asombrados médicos detectaron el inusual paquete por rayos X. Luego, en la cirugía, extrajeron 5700 dólares en billetes de 100.

5. Edredón

Un hombre de China le ocultaba a su mujer una cantidad considerable de dinero, que guardaba dentro de un edredón. El escondite fue descubierto y, para peor suerte, el dinero fue devorado por Hail, un perro golden retriever que estaban cuidando como favor a un amigo.

6. Televisor

Un canadiense guardó una caja con efectivo dentro de un televisor de esos nada planos que existían en los 80. El hombre, que parecía tener serios problemas de memoria, además de ningún problema económico, regaló el televisor a un amigo sin recordar que era su bóveda improvisada.

Treinta años más tarde, honrados empleados de una planta de reciclaje de Ontario encontraron 100 mil dólares dentro del obsoleto televisor y dieron parte a las autoridades. Siguiendo el rastro del televisor, se logró devolver el dinero a su legítimo dueño.

Por: Grecia Sotomayor Araujo

Comentarios: