Mujer apareció en su propio funeral y sorprende a su esposo por esta razón

En Australia, una pareja de africanos protagonizaron una insólita historia

Categoría: Azopotamad - Publicado: 24-05-2018

Mujer apareció en su propio funeral y sorprende a su esposo por esta razón

Noela Rukundo es una refugiada africana que vive en Australia, desde 2004. En este nuevo país, conoce a un hombre llamado Balenga Kalala. Ellos se casan y se mudan juntos, pero, al cruzar la puerta, un hombre armado secuestra a la mujer.

Ella con los ojos vendados y atrapada entre dos tipos con pistolas, no tiene más remedio que hacer lo que se le dice. Tras 30 a 40 minutos llegan a su destino. Los secuestradores la llevan a un edificio y luego la atan a una silla.

Los secuestradores le preguntaron qué le hizo a ese hombre y por qué pidió matarla. Sin saber de quién hablan, Noela se encuentra angustiada ante tantas preguntas. Ante su ignorancia, los asesinos finalmente le dicen que el patrocinador es su propio esposo.

El jefe de la banda decide llamar a Balenga y ponerlo en altavoz para que Noela oiga la verdad. El secuestrador le dice al esposo que la tienen y este último dice: "mátenla". Bajo el choque de esta conversación, la mujer, reconoce la voz de su pareja, se desmaya.

Sabía que su esposo era violento, pero no hasta el punto de querer matarla. Preparándose para la idea de morir, uno de los asesinos le dice que no van a matarla porque no lo hacen con mujeres y niños. Pero, la mantienen en cautiverio por dos días y llaman a Balenga para decirle que ya estaba muerta.

Los secuestradores sueltan a Noela en la carretera, dejando con ella las grabaciones de las conversaciones telefónicas, donde el esposo discute el asesinato y las transferencias de dinero.

El esposo informa a su familia la muerte de su pareja, tras un supuesto accidente. Recibe a los parientes de luto en funeral y donaciones de dinero. En ese momento Noela aparece como si fuese un fantasma.

Finalmente, el esposo confesó que había ordenado su asesinato por celos, confesando que tenía miedo de lo dejara por otro hombre. Noela graba todo y lo denuncia. El marido se declara culpable por incitación al asesinato y está condenado a nueve años de prisión.

Por: Daniela Odar

Comentarios_: