Quién tiene un porqué para vivir, casi siempre encontrará el cómo.

Víktor Frankl encontró una razón y pudo dejar su huella con la logoterapia.

Categoría: Azopotamad - Publicado: 12-06-2018

En el momento que iniciamos encontrarnos con lo que le da sentido a nuestras vidas, ahí es cuando existe un stop, un detenimiento que puede durar mucho tiempo acompañado de una reflexión, o simplemente no durar nada y tampoco dejar un enriquecimiento detrás. Respondemos a la pregunta de qué nos motiva a vivir día a día, y cuáles son nuestras metas y nuestra realización personal que nos haría feliz.

Hoy quiero hablar de Víktor Frankl, neurólogo y psiquiatra austriaco, quien estuvo en varios campos de concentración durante los años 1942 a 1945. En otoño de 1942, junto a su esposa y a sus padres fueron deportados a un campo de concentración, y en el año 1944 fueron enviados a Auschwitz.

El 27 de abril de 1945, Frankl fue liberado y regresó a Viena. En cambio su esposa y sus padres fallecieron dentro del campo de concentración.

Dentro de ese mismo año Víktor decidió escribir un libro titulado “El hombre en busca de sentido”, donde relata su experiencia humana, y también bajo la perspectiva como psiquiatra cómo su permanencia dentro del campo de concentración hizo que pudiera ver y a la vez encontrar el sentido de la vida…, pero basada en un desarrollo espiritual.

Nos podríamos preguntar cómo es que él, siendo un médico psiquiatra dentro de un campo de concentración, posiblemente dando apoyo mental a judíos que pasarían a las cámaras de gas pudo encontrar sentido a todo lo que estaba haciendo… Él antes de que fuera deportado junto a su familia, se había presentado la oportunidad de seguir ejerciendo su profesión en Estados Unidos, pero como Viena estaba bajo la ocupación nazi, lo más probable era que lo buscaran de todas maneras. Él prefirió afrontar las consecuencias y si era deportado, hacer algo dentro de los campos y que tuviera mucho más sentido que ser un psiquiatra más en Manhattan.

https://mariamorales.net/2017/04/05/el-hombre-en-busca-de-sentido/
 

Volvamos al libro... "El hombre en busca de sentido" recae en saber que la búsqueda del sentido de la vida es la esencia de la existencia. Pero lo que cuestiona realmente el ser humano es el para qué su existencia. En la realización de este sentido, el hombre aspira a encontrarse con otro ser humano en la forma de un TÚ y simplemente amarlo. Para Frankl la felicidad se obtiene como consecuencia de un motivo y no por la búsqueda de ella misma.

El hombre busca un sentido a la vida, más allá de adquirir poder y placer. Busca el sentido a su día a día, por lo cual luchar, por lo cual vivir. Y aquí es donde nace el concepto llamado “logoterapia”, el cual es ocupado en su libro. Este consiste en una psicoterapia que plantea que la voluntad de sentido es la motivación PRIMARIA de un ser humano y que la atención clínica a ella es esencial para la recuperación integral de un paciente.

Hay que recordar que existe realmente la libertad de voluntad, o sea que todo hombre es capaz de tomar sus propias decisiones, de escoger su propio destino y no convertirse en lo que el otro quiere de ti… “La valoración de uno mismo es el punto de partida en la búsqueda de sentido”. La vida para Víktor Frankl no es algo, sino la ocasión para hacer algo. Lo importante no es lo que el individuo pueda esperar de la vida, sino lo que PUEDE DAR. La clave no está en las preguntas que plantea el individuo, sino en cómo el individuo responde a las preguntas que la vida plantea.

Este tema deja mucho qué pensar… En el tiempo que lo leí estaba en secundaria, y realmente fue un golpe para mí. Surgieron tantas preguntas que me hicieron cuestionar cuáles eran mis deseos en esta vida, cuáles eran mis razones para levantarme cada día y para qué estoy aquí. Lo descubrí y me sentí libre una vez más. ¿Y tú cuándo encontrarás la respuesta?

http://lucyroldan.com/el-hombre-en-busca-de-sentido/

Por: La Lune Chik

Comentarios_: