¿Qué significado hay detrás del "hashtag"?

¿Cuál es su fin?

Categoría: Azopotamad - Publicado: 03-09-2018

El uso del hashtag ha trascendido en su función, ya que hoy en día, es propio de la generación de movimientos sociales o de la convocatoria de protestas (ejemplos campañas globales como #MeToo #NiUnaMenos).

Si bien fue utliizado por primera vez en Twitter en 2007, su existencia se remonta varios siglos atrás y su función, que fue cambiando con el tiempo, era otra.

Su origen proviene de la antigua Roma, donde se utilizaba una unidad de medida llamada "libre pondo" (peso en libras). En el siglo XIV su abreviatura en latín se escribía lb. Para evitar que la "l" se confundiera con el número 1, y para mostrar que se trataba de una abreviatura, quienes la utilizaban solían añadirle una raya horizontal en la parte superior que cruzaba ambas letras. Con el tiempo, al escribirse a mano, esta abreviatura fue cambiando sutilmente en forma hasta convertirse en el símbolo que conocemos ahora.

En los años 50, los Laboratorios Bell, introdujeron el teléfono de marcación por tono que utilizaba teclas o botones en vez de un disco giratorio para comunicarse con un número. Previendo que los teléfonos pudieran también acceder a otros servicios y funciones, en 1968 le añadieron dos teclas especiales, una con un asterisco y otra con el símbolo del numeral.

Para que la gente no confunda el símbolo # en el teléfono con otros usos del numeral, Bells Labs le dio otro nombre.

Con el tiempo, el símbolo comenzó a utilizarse para distintas funciones, como por ejemplo, en los códigos de nuevos lenguajes informáticos. Pero no fue sino hasta que comenzó a utilizarse en Twitter y asumió un nuevo rol dentro de las redes sociales, que se volvió tan popular.

En el año 2007, Chris Messina, exdirectivo de Google, Uber y usuario de Twitter, propuso usar la almohadilla para unir las conversaciones grupales dentro de la plataforma. Pero cuando Twitter celebraba su décimo aniversario, el problema, en un principio, era que las conversaciones eran un "lío", y claramente hacia falta una forma de organizar las conversaciones de manera efectiva. "Compartí esa idea en internet y pasé los siguientes años promoviéndola para que despegara", explicó Messina.

Sin embargo, tal como lo muestran en las campañas como #MeToo, que en 2017 tuvo más de 1.5 millones de tuits de 85 países, la popularidad de la "almohadilla" sigue vigente.

Por: Nathalia Ortiz

Comentarios: