NetJoven en

nutricion

Navidad y Año Nuevo: Cuide su cuerpo de las calorías innecesarias

Jueves, 19 de Noviembre de 2015 a las 2 horas 27 minutos

 cena navideña calorias

Durante el mes de Diciembre tenemos la tendencia de consumir mayor cantidad de alimentos ricos en calorías, azúcares y grasas.  Este mes es quizás el más temido para quienes no pueden evitar la tentación de comerse 'todo' en las mesas navideñas y de fin de año. Como siempre ocurre, el resultado de estas cenas está a la vista: los kilos de más que nos llevamos son justamente los únicos regalos que detestamos.

Antes de saber cómo podemos evitar la suba abrupta de peso, es necesario tener en cuenta lo siguiente. Por ejemplo, una cena navideña puede llegar a tener unas 2.000 calorías; cantidad excesiva si usamos como referencia que una mujer adulta que realiza actividad física moderada   necesita alrededor de 1.800 calorías por día y el hombre entre 2.000 a 2.200. Eso quiere decir que  sólo durante la cena navideña se consume las calorías equivalentes a las tres comidas de un día.

Aparte de la cantidad de comida extra que proporcionamos a nuestro organismo en estas fechas, en general las comidas están preparadas de forma distinta a lo habitual, con alimentos y condimentos más fuertes de lo que estamos acostumbrados a consumir, muchas veces produciendo la indigestión. La indigestión no es más que es la digestión difícil y dolorosa causada por el exceso y diversidad de alimentos que una persona ingiere sin mesura. Los especialistas señalan que el 60% de los casos de indigestión se producen por la mezcla de comidas y por no controlar el volumen de nuestras porciones. Generalmente los alimentos que tienen más grasa son los que dan indigestión. También las comidas con alto contenido de carbohidratos como la papa, el camote y los fideos.

Tras estos grandes banquetes solemos sentirnos incómodos, llenos y pesados. Por ello es importante que tomemos en cuenta algunas recomendaciones para evitar sentirnos mal en estas fechas:

-Decide por cuidarte, esto es básico, elemental y es lo más importante. Una vez que tomes la decisión podrás tomar las medidas requeridas.

-Come con los ojos. Míralo todo, distráete un rato y regresa a la comida. Si te fijas bien veras que muchos bocados no merecen que los consumas, estos son los que te puede producir el sobrepeso.

-Preparar platos más ligeros
optando por carnes magras (sin grasa) o con poco contenido en grasa. Y  no abusar de frituras, arrebozados o empanados, sino optar por cocciones más ligeras como al horno, al vapor, hervido o a la plancha y acompañarlos con verduras en grandes cantidades.

-Hacer un almuerzo ligero si se sabe que en la noche se va a cometer algún exceso.

-No excederse en las bebidas alcohólicas: 2 copas a la semana. El exceso tiene un efecto perjudicial en el proceso de digestión y además brindan calorías extras que favorecen el incremento de peso en grasa. Además, en grandes cantidades puede producir deshidratación y causar toxicidad al hígado.

-Continuar la actividad física que realiza a diario. 
Así que si disfruta del deporte, no lo abandone, puede dejar de practicarlo en los días festivos, pero siga haciéndolo, ya que así quemará las calorías extra que consumió en las fiestas.

Al poner en práctica estas recomendaciones será más fácil evitar coger peso en abundancia, sin renunciar a los placeres de la Navidad y Año nuevo. La clave de todo está en comer pocas cantidades de cada cosa, así es posible probarlo si arriesgarse a subir de peso.

Melissa Baltazar De la Rosa
Nutricionista

Eva Villalva / NetJoven

TAGS :

Noticias Relacionadas

COMENTARIOS

Para dejar tu comentario Iniciar Sesión o Regístrate Login Facebook


Loading...