Almohada podría poner en riesgo tu salud

La almohada debe ofrecerte confort y no causarte molestias al despertar.

Como elegir adecuadamente tu almohada para dormir

Hay quienes les gusta dormir con almohadas suaves, rígidas, con una, varias o sin ellas. Lo cierto es que puede poner en peligro tu salud. Además de ser cómoda, debe facilitar que tu cuello quede en una posición neutra, alineado con la columna, sin generar tensión, para evitar el dolor de cabeza, cuello, hombro o brazos.

Si bien es cierto no hay ninguna evidencia acerca de que el uso de almohadas cause enfermedades; una mala elección puede agravar ciertos problemas de salud como la apnea obstructiva del sueño, dolor cervical crónico o la lesión del manguto rotador de hombro.

Almohada puede afectar problemas de salud

¿Cómo elegir tu almohada?

Soporte: éste es clave para lograr conciliar el sueño sin problema.

Boca arriba: lo ideal es elegir una almohada que no sea muy alta, porque tu cabeza se irá hacia el frente y tu cuello se tensará.

Boca abajo: elige una plana, pero suficientemente elevada para alinear tu columna vertebral y cuello.

De lado: la mejor opción es una ancha y firme.

Recuerda, cabeza, cuello y columna deben quedar alineados. Además, no olvides cambiar tu almohada al menos cada dos años.

Por: Daniela Odar

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: