¿Realmente puede existir la amistad entre una mujer y un hombre?

Why not?

Seguramente has visto la películas de Harry Potter. Esta película demuestra (y realmente lo hace), la amistad entre una mujer y un hombre, en este caso el protagonista Harry Potter y Hermione Granger y muchos recurrieron a la interrogante más recurrente: ¿Es posible la amistad entre una mujer y un hombre?

La amistad entre una mujer y un hombre se ha convertido en una ¿utopía? Muchas personas opinan que no es posible, que mujeres y hombres heterosexuales no pueden entablar una relación de amistad pura. Y se suele atribuir que esta imposibilidad sólo es el efecto de las 'hormonas'. Sin embargo, muchas personas afirman haber tenido una o muchas amistades del sexo contrario. Parece que es una cuestión bastante subjetiva, que depende mucho de la escala de valores de cada individuo.

Una investigación publicada en la "Revista de relaciones sociales y personales" liderada por April Bleske-Rechek, profesora de Psicología en la Universidad Wisconsin-Eau Claire, concluyó que los hombres perciben opciones románticas de forma más frecuente que las mujeres con sus amigos. El estudio también señaló que los hombres tendían a mostrarse igualmente interesados sexual o románticamente en sus amigas, independientemente de si éstas ya estuvieran manteniendo una relación sentimental con otra persona.

¿Qué nos puede indicar esto? Que los hombres y las mujeres posponen la apreciación de sus relaciones con personas del sexo opuesto, acarreando actitudes claramente diferenciadas sobre sus expectativas. La investigación también mostró que en la amistad típica entre una mujer y un hombre, el hombre tiende a sobrestimar el nivel de atracción que la amiga siente hacia él. En el otro bando, la mujer subestima el grado de atracción que su amigo siente hacia ella.

De resultas de esta asimetría, el hombre puede llegar a pensar: “Estoy seguro que mi amiga quiere algo más que una simple amistad”, mientras que las mujeres conciben: “Oh, claro que no, mi amigo no piensa en mí de esa manera, somos buenos amigos”. Es posible que estas distintas percepciones sobre la misma relación sean el origen de un sinfín de malentendidos, o el motivo por el cual muchas mujeres dan, sin quererlo, “falsas ilusiones” a sus amigos masculinos.

La variable sinceridad entre ambos géneros entra en juego... ¿Cómo lidiar con eso? Otra posibilidad que probablemente influya es que la inclinación de las féminas en esconder ciertos pensamientos u opiniones sea más común... 

Independiente de si esto es realmente cierto o no (que exista la posibilidad de que un hombre y una mujer sean amigos), todo depende de cada quien y de las intenciones que vengan incluidas. Pero aún así nos cabe preguntar ¿la amistad entre individuos de distinto sexo nunca está exenta de cierto grado de atracción?

¿Tú qué opinas?

Por: Nathalia Ortiz

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: