5 alimentos que debes evitar para tener una piel sana

Desde la adolescencia hasta la edad adulta podemos sufrir brotes de acné.

El secreto consiste en reducir el consumo de grasas, alimentos procesados y en especial la ingesta glucémica, además de aumentar el consumo de frutas, verduras, alimentos ricos en antioxidantes y vitaminas y, por supuesto, agua.

1. Lácteos

Existen pruebas de que los lácteos tienen una relación directa con la aparición de granos. Esto se debe a que la leche contiene sustancias que afectan las glándulas sebáceas y aumentan las grasas de la epidermis.

Aquellas personas que sufren de determinadas afecciones dérmicas como psoriasis, acné y dermatitis deben evitar abusar de productos como el yogurt, queso y leche, ya que dichos alimentos podrían empeorar gravemente su situación.

2. Azúcar

Este alimento afecta en gran medida la piel, ya que daña las fibras de colágeno, facilitando la aparición de arrugas y líneas de expresión. El exceso de insulina en el organismo incrementa los procesos inflamatorios y agrava los brotes acné, por lo que es recomendable no sobrepasar la ingesta diaria recomendada o sustituir el azúcar con opciones más saludables.

3. Carnes rojas y procesadas

Las proteínas animales no son de fácil digestión y sus productos residuales en muchos casos son liberados a través de la piel. Adicionalmente las carnes procesadas, curadas y ahumadas contienen grandes cantidades de sal que pueden causar hinchazón y nitritos que dañan el colágeno y la elastina causando envejecimiento temprano.

4. Cereales

No todos los cereales son sanos, por lo que debemos prestar atención a las porciones que consumimos y a las reacciones de nuestro cuerpo ante ellas. Es preferible consumir cereales integrales con menos de 5g de azúcar por porción, y si se es propenso a problemas en la piel, es preferible eliminarlos durante un tiempo de nuestra dieta.

5. Cafeína y alcohol

El café actúa como estimulante, provocando picos de energía que afectan nuestro sistema nervioso aumentando los niveles de estrés, como consecuencia la piel se siente “atacada” y la forma de manifestarlo es mediante la aparición de espinillas, granos, y la apertura de poros.

Por: Grecia Sotomayor Araujo

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: