4 motivos más frecuentes por los que las parejas discuten

Hay situaciones que favorecen que se discuta y que aparezcan conflictos en la pareja.

Las relaciones de pareja exigen un grado de compromiso y una fuerza de voluntad que ya de por sí convierten la experiencia en un reto. A pesar de los mitos sobre el amor romántico que circulan, lo cierto es que para que un romance funcione es necesario invertir tiempo y esfuerzo, y hacerlo de manera proactiva.

1. Tiempo libre

Las discusiones acerca del tiempo libre pueden aparecer en las relaciones, tiene que ver con la cantidad de tiempo libre que cada una de las personas necesita; fácilmente, una de ellas requerirá más tiempo a hacer lo que le apetezca, y la otra, menos, con lo cual aparecerá un desequilibrio que hay que saber gestionar.

2. Problemas de orden y limpieza

Otra de las grandes causas de discusiones en las relaciones de pareja es el orden que hay que procurar mantener en casa, y la limpieza del hogar. Y es que lo más normal es que cada uno tenga su propia concepción de lo que significa vivir en un hogar ordenado y limpio, y el desfase más ligero entre estas genera mucho malestar tanto en quien quiere verlo todo más recogido como en la persona a la que se exige constantemente que recoja sus cosas y su suciedad.

3. Problemas con la familia

La familia extendida viene con la pareja que elegimos, pero no tiene por qué encajar con nosotros. Pero el modo en el que actuemos ante este tipo de fricciones puede determinar si a este problema se le añadirá otro que sí tocará de lleno el núcleo de nuestra relación de pareja y que causará muchas discusiones. Y es que la desidia, la actitud pasivo-agresiva o las indirectas sobre los suegros no tienen por qué ser bien recibidas por la otra persona.

4. Celos

Las discusiones a causa de los celos son algo menos frecuentes que las que hemos visto hasta ahora, porque suelen ser algo que cuesta reconocer abiertamente. Sin embargo, el rastro del amor romántico basado en el mito de que poseemos a la otra persona aún causan este tipo de espejismos, según el cual el honor de algunas personas depende del grado en el que su pareja se acerque a individuos que pueden ser considerados competidores en lo romántico.

Por: Grecia Sotomayor Araujo

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: