Una razón innegable por la que no debes escuchar los consejos de personas exitosas

Si eres una persona creativa, ¿a quién escucharás?

Si recibieras un consejo de un empresario súper exitoso como Mark Zuckerberg o de alguien que ha caído en bancarrota ¿a quién escucharías? ¡Por supuesto, a Zuckerberg! ¿Quién más puede contar una estrategia correcta?

Si eres una persona creativa, ¿a quién escucharás? ¿A Steven Spielberg o a un extra desconocido? ¡Por supuesto, al primero! Pensarás que te hacemos una pregunta muy extraña. ¿Y sobre los secretos de la longevidad preguntarás a las personas que tienen 100 años? ¡Claro que sí! ¡Y siempre estarás equivocado!

Veamos por qué

Expliquémoslo usando a Brad Pitt como ejemplo. Imaginemos que el día en que Brad -un joven lindo y ambicioso- llegó a Hollywood, junto a él también llegó otro centenar de hombres jóvenes, lindos y ambiciosos. Tal vez algunos de ellos eran aún más hermosos, ambiciosos, tenían mayor talento e incluso vínculos. Pero al final, de estos cien, solo Pitt logró llegar a la fama. Y aquí está la principal paradoja. Él no puede explicarte cómo llegar a ser tan famoso y evitar el fracaso, porque finalmente todas sus decisiones resultaron ser correctas. Solo aquellos que han fallado, ese centenar de chicos, pueden explicar cómo evitar las decisiones equivocadas.

Y ahora piensa. Brad Pitt está en todos los rubros. Un hombre súper exitoso que ha logrado mucho, al cual todos quieren pedir un consejo para aprender el secreto del éxito. Y el secreto del éxito realmente puede ser descubierto no por ellos, sino por aquellos que alguna vez tomaron una decisión equivocada.

Este fenómeno en que solo se tienen en cuenta los datos de los ganadores, evitando los datos de los perdedores, se denomina “el error del superviviente”.

Cuál es la esencia del fenómeno

El mundo descubrió este fenómeno durante la Segunda Guerra Mundial, cuando el comando estadounidense intentó aumentar el número de bombarderos que regresaban de las batallas. En un estudio de aviones sobrevivientes resultó que todos fueron perforados con balas principalmente a lo largo de las alas y en el centro de la parte inferior del casco. Se decidió agregar más armadura allí. ¿Crees que es lógico?

¡Para nada! La intervención del famoso matemático Abraham Wald salvó a la aeronáutica de un error fatal. Él abrió los ojos y señaló que los agujeros de bala, por el contrario, mostraron las partes fuertes de los bombarderos. Estas partes dañadas no impedían sobrevivir. Y justamente aquellas partes de los bombarderos supervivientes que no estaban dañadas eran las más vulnerables. Y que simplemente no las golpearon las balas enemigas, permitiendo que los pilotos regresen a casa.

De esta manera, los estadísticos se dieron cuenta del fenómeno, “el error del superviviente”. Una tendencia falsa a centrarse en los sobrevivientes en lugar de los muertos, en el éxito en lugar del fracaso.

Entonces, ¿por qué siempre caemos?

Conocemos este fenómeno pero no lo tomamos en cuenta en absoluto. ¿Por qué? Porque usamos una lógica común. Si te importa el secreto de la longevidad, se lo pides a alguna abuela de 100 años. Y si ella cuenta que fumó toda su vida, tomó demás y decía malas palabras aseguramos que vas a pensar que este es el secreto de una vida larga. Y te preguntarás para qué vas al maldito gimnasio.

Sin embargo, debes tener en cuenta que hay muchas más personas que no sobreviven con el mismo régimen. El hecho de que ella haya llegado a una edad avanzada más bien se debe a la suerte y no al secreto de la longevidad.

Así que la próxima vez que escuches el discurso de Steven Spielberg o de un Matusalén, recuerda este “error del sobreviviente”. Cuidado con tomar los consejos solamente de la gente exitosa. Ten en cuenta a los perdedores si quieres ganar.

Además, repetir exactamente el mismo camino que hicieron Zuckerberg o Spielberg, habiendo tomado exactamente las mismas decisiones, es prácticamente imposible en las nuevas realidades. Nunca serás tan exitoso como Steven Spielberg. Simplemente porque el mundo no necesita un segundo Spielberg. El mundo necesita a alguien nuevo.

Por: Grecia Sotomayor Araujo

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 16-12-2017

Comentarios: