Se conmemora 105 años de la primera ascensión al monte de los dioses

Valentía y perseverancia tuvieron estos exploradores

Para adentranos un poco más en esta historia, el monte Olimpo, ha sido en la mitología griega como el hogar de los dioses y hace 105 años fue condecorado por tres aventureros: Frédéric Boissonnas, Daniel Baud-Bovy y Christos Kakkalos, los cuales fueron ayudados por un cazador griego (Christos Kakkalos), el cual sirvió de guía, llegando a alcanzar la cima más alta de Mytikas, Grecia con una altura de 2.918,8 metros.

Cabe destacar que el Monte Olimpo no es la única montaña, sino una cadena montañosa, y ahí es donde se encuentra Mytikas con sus imponentes metros de altura. En el año 1938 es considerado una reserva natural griega. Además, desde 1981 ostenta el título de patrimonio natural de la Unión Europea en su categoría de reserva de la bioesfera. 

Aunque en el mundo hay 18 montañas más con el mismo nombre, el Monte Olimpo es el único que alberga la mitología y el misterio. Curiosamente, la montaña más alta del Sistema Solar también recibe este nombre, un volcán situado en Marte y que tiene más de 25 kilómetros de altitud. 

Los tres aventureros que mencioné más arriba, llevaron la contraria a los que pensaban que los simples mortales no estaban capacitados de escalar tan alto para visitar a los dioses. Se enfrentaron a barrancos y desniveles abruptos. Frédéric Boissonnas era fotógrafo y tuvo que ir cargando con su pesado equipo, pero la aventura les hizo entrar en la historia.

Cuenta la leyenda que Kakkalos conocía tanto el Monte Olimpo que incluso se atrevió a subirlo descalzo. Él iba al frente de la expedición y llevaba atados con cuerdas a sus dos compañeros que, aunque tenían nociones en alpinismo, no tenían su experiencia. Cuando llevaban tiempo subiendo, Boissonnas, Baud-Bovy y Kakkalos confundieron un pico menor con la cima. Había una tormenta, con nubes oscuras, que les impedía ver más allá. Festejaron su gesta escribiendo cartas, metiéndolas en una botella y enterrándola en una cresta a la que bautizaron como Victory.

Cuando disminuyó la niebla se llevaron una gran decepción. Las nubes se fueron y apareció ante sus ojos los imponentes casi 3.000 metros del Mytikas. Ya que habían llegado hasta ahí no dudaron en que tenían que seguir hasta el hogar de los dioses. Escalaron lo que les faltaba hasta que un día como ayer, 2 de agosto, llegaron a la cima.

Por: La Lune Chik

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: