El superalimento que está cambiando la vida de los agricultores de Perú

Es una exquisitez.

La quinoa o quinua se ha convertido en un alimento renombrado a nivel mundial gracias a su imagen saludable. Su boom ha beneficiado a los agricultores de Perú, quienes al mismo tiempo están bajo la amenaza de la creciente competencia internacional.

Rodrigo Cisneros es un agricultor que hace apenas cinco años, tenía una pequeña parcela donde cultivaba alimentos, principalmente para el consumo de su propia familia. De vez en cuando vendían pequeñas cantidades de papas en la ciudad más cercana. Pero hoy, gracias a la popularidad mundial de la quinoa/quinua como "superalimento", Cisneros y sus dos hermanos poseen más de 20 hectáreas de tierra y emplean a 15 trabajadores agrícolas. 

La quinoa para los que no saben es rica en proteínas, baja en carbohidratos y no tiene gluten.

"¿Es un superalimento? La gente no pagaría un buen dinero por ella si no fuera así", comenta Cisneros.

El precio de este alimento en Perú aumentó más del 500% entre 2005 y 2014, mientras que la producción creció de 32.590 a 114.725 toneladas en el mismo período, según el Ministerio de Agricultura de ese país. Por otro lado, el auge de la quinoa también ha transformado la suerte de Fredy Bautista y Yudy Cisneros, cuya granja ha crecido de una a 12 hectáreas desde 2012.

Todos esos agricultores son miembros de la Asociación de Productores de Quinoa de Ayacucho (APOQUA).

Se dice que es difícil para los pequeños agricultores negociar un precio con los comercintes e intermediarios de manera individual. La mayoría de los agricultores peruanos que cultivan quinoa aún viven en pequeñas parcelas de tierra. Y alrededor del 72% de los cultivadores de quinoa poseen menos de cinco hectáreas y aún así en ellas se cultiva el 38% de la quinoa del país, según cifras de 2012 aportadas por el Ministerio de Agricultura.

Sin embargo, los agricultores peruanos ahora enfrentan otro problema: el precio de la quinoa/quinua ha caído en un 75% desde 2014, ya que otros países como Estados Unidos, Canadá y Argentina han comenzado a producirla. Perú es el mayor productor de este grano y aporta casi la mitad de la oferta mundial. La planta de quinoa prospera en lo alto de las montaña de los Andes.

Pero en el año 2017 se estudió su genoma y actualmente se realizan experimentos con distintas variedades de la planta para que crezca satisfactoriamente en diferentes climas y hábitats de África, Asia y Europa. Esto podría llevar a una nueva caída de los precios.

A pesar de ello, John Bliek, miembro de la Organización Internacional del Trabajo, dice que los productores peruanos aún tienen ventajas sobre sus competidores, pues la quinoa es un producto peruano que tiene fuertes raíces culturales. "Y aunque exista la amenaza de que los precios pueden caer, el aumento de la producción en otros países también podría aumentar la conciencia de la quinoa en el mundo, lo que podría abrir nuevos mercados para los agricultores peruanos."

Por: Nathalia Ortiz

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: