Hombre se implanta 'atributos' por apuesta y ahora no quiere sacárselos

Confiesa que ya no puede vivir sin ellos y se niega a quitárselos.

"Hay pocas cosas que no haría por una apuesta", desafía a sus amigos y conocidos Brian Zembic, un canadiense de 55 años que hace exactamente dos décadas debió colocarse siliconas en el pecho a cambio de 100 mil dólares.

Ahora, 20 años después, quiere volver a una sala quirúrgica para sacarse el implante. Zembic, quien además es mago, creyó que sólo estaría con esos "senos a medida" por un año. Sin embargo, desde 1997 que convive con ellos. Es por que eso que ahora se presentó en el realty Botched, de E!, en el cual someten a sus participantes a diversas operaciones plásticas.

"Estos son mis senos de 100 mil dólares", dice sonriendo a cámara, mientras muestra sus siliconados pechos debajo de su camisa rosa. "Soy un apostador y un mago. Hay pocas cosas por las que no apostaría", repite ante la lente.

En un principio se había estipulado que para ganar los 100 mil dólares, Zembic debía mantener sus implantes durante un año. Caso contrario podría sacárselos y ganar la mitad de esa suma. Pero se negó y su amigo debió depositar el monto total en una cuenta bancaria en Suiza. Pero luego, en lugar de volver a operarse, el mago se "enamoró" de su nueva silueta y decidió dejárselas. 

Por: Grecia Sotomayor Araujo

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: