Cómo convertir botellas de plástico PET en eficaces lámparas

Sólo lámparas de 50W, para tener en cuenta.

Hoy quiero compartir en esta nota otro invento de un brasileño, el cual es un mecánico llamado Alfredo Moser, un hombre de origen humilde pero con una gran creatividad.

En el año 2002 en Uberaba, estado de Sao Paulo, estaban sufriendo la escasez de electricidad debido a la última crisis energética de Brasil, y para poder remediar la ausencia de la luz eléctrica, ideó este espectacular método.

La idea es tan simple, y a la vez tan efectiva y practica que es para sorprenderse. Las botellas con agua funcionan como tragaluces, reflejando y amplificando la luz del sol durante el día, sustituyendo a las bombillas pero sin utilizar electricidad.

Por ejemplo debemos disponer de una botella de 2 litros de plástico PET, se llena de agua limpia y le añades 2 tapones de lejía para evitar el crecimiento de algas y moho.

Protegemos el tapón de cierre con el envase de un rollo de película fotográfica, para evitar que éste se degrade y se pueda evaporar y contaminar el agua. Luego se perfora el techo del lugar a iluminar, colocamos una parte de la botella en el exterior que actuará como colector solar y la otra parte en el interior, que hará las veces de lámpara "ecológica". Con esto conseguimos un foco que genera entre 40 y 60 W, medición efectuada por un ingeniero eléctrico Clivenor de Araujo Filho. Y no requiere además de ningún tipo de mantenimiento para su funcionamiento.

En los días de lluvia o nublados el rendimiento, evidentemente es menor, pero se siguen obteniendo buenos resultados porque la parte que hace las veces de captador solar, parece que no sólo recoge luz, sino que la intensifica, como hacen los espejos en las plantas solares. 

Una manera sencilla de conseguir un increíble ahorro de electricidad.

Por: Nathalia Ortiz

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: