¿Realmente ocurrió una batalla entre humanos y extraterrestres en 1978?

Este testimonio lo probaría.

De acuerdo a las declaraciones de Thomas Castello (ex empleado del área 51), la humanidad estuvo a punto de presenciar una guerra con seres extraterrestres, pero por suerte ese enfrentamiento armado no se extendió más allá del área donde los humanos realizaban experimentos en conjunto con los alienígenas. Thomas afirma haber sido un profesional de la fotografía y haber trabajado para el ejército de EEUU luego de haber firmado una licencia y una cláusula de confidencialidad, debido al manejo de información extremadamente sensible y prohibida.

De acuerdo al ex empleado de la CIA, en el lugar existía un complejo sistema de bases subterráneas, por donde conducían a las personas con el argumento de que iban a ser “sanados” de una enfermedad. Entre estas personas afirma que habían niños, hombres y mujeres. Él tenía totalmente negada la posibilidad de comunicarse con estas personas.

Tal como lo exponen algunos documentos de la CIA desclasificados recientemente, Thomas, pudo ver con sus propios ojos, como se realizaban ensayos relacionados a diversas prácticas ocultas como, los viajes astrales o incluso el control mental, la transformación de la materia.

La parte más espectacular de sus declaraciones es que afirma haber presenciado a científicos que no eran humanos sino seres de origen extraterrestres, que aparentemente se encontraban ejecutando experimentos vinculados a la hibridación y clonación de humanos y alienígenas.

Algo realmente escalofriante, es que además afirma que logró identificar a uno de los secuestrados o abducidos, cuando pudo escucharlo murmurar a causa de algún tipo de sedante que les suministraban. Dijo que fue tomando consciencia de lo que estaba ocurriendo cuando pudo descubrir que esta persona había sido declarada perdida en su pueblo de origen, indicando que no había explicación racional para su desaparición.

Fue entonces que el conflicto bélico con los extraterrestres se desarrolló dentro de las instalaciones, siendo denominado "La batalla dulce". Esta guerra habría sido provocada tras una escalada de tensión producida a raíz del intento de un sabotaje interno a las investigaciones genéticas por parte de los humanos. Todo esto porque, los alienígenas estaban firmes en continuar utilizando a los humanos para expandir sus investigaciones. Hoy nadie conoce el paradero de Thomas Castello, solo existe el conocimiento de que logró huir es esta base secreta realizando un complejo plan de escape.

Por: Nathalia Ortiz

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: