La mansión más grande de Estados Unidos tiene una de las historias más aterradoras

En el siglo XXI se sigue hablando...

En el año 1906, una mansión de Estados Unidos se había convertido en la más grande (y extraña) del país. La construcción contaba con 200 habitaciones, 10.000 ventanas, 47 chimeneas, 2.000 puertas, trampas y agujeros espía. La idea de su dueña era poder esconderse de una terrible realidad.

La mansión Winchester, ubicada en San José, California, ha sido uno de los hogares más espeluznantes de Estados Unidos. Concebida por la heredera, Sarah Winchester, y construida durante décadas sin un verdadero plan, la casa contiene pasadizos ocultos, agujeros espía, pasillos torcidos, puertas que no conducen a ninguna parte, y aproximadamente esas 200 habitaciones, incluyendo una guarida en el ático que fue descubierta por el personal de la casa hace unos años.

Sarah Winchester había heredado una gran fortuna debido a las famosas armas. Su suegro, Oliver Winchester, fabricante del famoso rifle repetidor, murió en 1880, y su esposo, Will, también formó parte del negocio de armas familiares y murió un año después.

Después de fallecer su esposo, y de heredar un patrimonio de 20 millones de dólares, Sarah utilizó la gran fortuna para encargar la infame mansión que lleva el nombre de su linaje. Así fue como dedicó gran parte del dinero a levantar un edificio de lo más inexplicable.. La mujer construyó su casa con turnos de una veintena de carpinteros a los que les pagaba tres veces más y trabajaban las 24 horas del día, todos los días de la semana, desde 1886 hasta la muerte de Sarah, en 1922. Lo hizo de forma compulsiva y obsesiva, construyó, demolió y reconstruyó. Winchester dibujó de forma apresurada diseños en servilletas o papel para que luego los carpinteros construyeran adiciones, torres, cúpulas o habitaciones que no tenían ningún sentido ni propósito. ¿Qué había llevado a la rica heredera de los Winchester a levantar semejante fortaleza sin principio ni fin? Probablemente, ese coste de vidas humanas del negocio familiar le pesaba terriblemente a Sarah Winchester, o eso dice la historia.



La mansión se convirtió para los medios en un relato terrible con fantasmas y espíritus asesinados por las armas Winchester. De hecho, Sarah se aterrorizó de que sus desgracias, especialmente la muerte de su esposo y su hija de un mes, fueran una retribución cósmica de todos los espíritus asesinados por el negocio.

Más tarde se mezclaron historias. En los medios apareció un pariente que dijo que décadas después, Sarah había caído bajo el yugo de un médium, quien le dijo que sería perseguida por los fantasmas de las víctimas de los rifles Winchester a menos que construyera, sin parar, como una forma de eludirlos. Atormentada por la conciencia de la fortuna que había nacido de la sangre de muchos, y en busca de protección, o quizás la absolución, Sarah vivió en la casi completa soledad, en una mansión diseñada, paradójicamente, para ser perseguida, y no ser encontrada.


A continuación dejo el trailer que se estrenó este año sobre "La Maldición de la casa Winchester".

Por: Nathalia Ortiz

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: