Madre e hijo entraron al mar sobre un cisne inflable, pero tuvieron aterrador final

Las esperanzas de la mujer estaban deshechas, por suerte los pudieron salvar

Tara Myers y su hijo de 7 años se fueron de vacaciones al Golfo de México en octubre, ambos quisieron disfrutar del mar a bordo de un cisne inflable. Era un día perfecto. No había viento ni alertas de tormenta, así que alistaron al juguete acuático e iniciaron su aventura sobre el agua.

Sin embargo, nada los hizo imaginar que las cosas terminarían de la peor manera. De pronto la corriente empezó a precipitarse y el cisne inflable fue alcanzado por una gigante ola. En poco tiempo, ambos estaban a millas de la orilla.

"Te siente muy pequeño y no puedes ser escuchado o visto. Totalmente invisible. No estaba segura de sí seguiríamos a la deriva porque la tierra seguía alejándose cada vez más", contó la madre a medios locales.

La mujer empezó a patear, colgando sus piernas en el agua y tratando de llevarlas a la orilla. "Estaba agotada, y no íbamos a ninguna parte". Trató de mantener a su hijo a salvo, pues, sabía que su situación era grave.

No había garantía alguna que pudiesen regresar a tierra firme. Tampoco estaba segura de que si alguien se habría comunicado con alguna autoridad o de los rescatistas para que los encontraran.

Myers estaba equivocada. Por suerte, los bañistas habían visto cómo la marea los atrapaba y rápidamente iniciaron un plan de salvataje. La madre aprendió una lección y la única manera de subirse a un cisne inflable será solo en una piscina.

Por: Daniela Odar

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 14-11-2018

Comentarios: