Perro extraña a su dueño y termina abrazando a un maniquí parecido a él

Compraron al maniquí y tuvieron que colocarle ropa de su amo para que calme su tristeza.

Shorty, es un perro pug rescatado de un refugio de Philadelphia, quien ha conmovido a miles de usuarios de las redes sociales, luego de que se conociera el gran vínculo de amor y amistad con su amo.

El perro vive desde hace 11 años en la casa de Marc, quien lo rescató del refugio de Philadelphia y se ha convertido en su único y fiel compañero, tanto así que Shorty no soporta verlo partir de casa sin él y lo sigue a todos lados.

Aunque Marc no sabe si esta peculiaridad de su mascota es producto del pánico que le tiene a la soledad por haber estado en un refugio varios años o solo es la lealtad y el amor que ha nacido en el perro hacia él.

La esposa de Marc cuenta que varias veces ha intentado calmar a la mascota y hacerlo sentir mejor, ya que se pone a llorar cada vez que su amo sale de viaje por trabajo, pero no obtiene resultados e incluso tuvo que dejar como almohada una casaca del amor y el perro seguía con tristeza.

Al ver el sufrimiento de la mascota cuando se iba su amo, y que los esfuerzos que hacia la esposa eran en vano, Kristen Peralta, la pareja de Marc, no tuvo mejor idea que comprar un maniquí al que vistió con la ropa de Marc.

Kristen le encontró la solución a la tristeza de Shorty, pues lo sentó sobre el maniquí con los brazos alrededor de él, y en media hora se quedó dormido y estuvo toda la noche acurrucado a él. Marc se siente aliviado de que su mascota ya no sufre, aunque le cuesta creer lo fácil que fue reemplazarlo con un maniquí.

Por: Daniela Odar

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 14-02-2019

Comentarios: